Siempre he pensado que el hombre crece y se forma desde sus propias experiencias. Aqui solo quiero mostrar como las Carreras de Aventura pueden generar situaciones totalmente extremas pero que a la vez te dan un ejemplo de como actuar frente a las problemas de la vida diaria.

domingo, septiembre 14, 2014

Tor Des Geants 2014
330km - 24.000 D+ - 24.000 D-
7 Septiembre - 14 Septiembre 2014

La verdad que hace mucho tiempo que no escribía en mi blog y hace mucho tiempo que no viajaba a correr una carrera fuera de Chile. 

Diversas razones como mal clima, lesiones y muchos cambios laborales impedían poder buscar una fecha para embarcarse en un proyecto de carrera. 

Pero a principio de año, luego de haber puesto a prueba la 2da operación de columna en el Desafío Cumbres y XTrail Alhue, el Tor Des Geants se vislumbraba como el proyecto de carrera a atacar. 



Todavía no se en que minuto se me ocurrió inscribirme a una carrera de 330km con 24.000mts de Desnivel Positivo........esta claro que me pillo volando bajo. 

Pero ya estábamos embarcados y no quedaba otra que preparar la tarea. 


Como se entrena uno para correr 330km de montaña?

La verdad que según yo, no hay fórmula, quizás buscar un ritmo parejo entre caminata y Running que te permita una buena eficiencia de avance sin generar desgaste. 

Y luego el aspecto sicológico para enfrentar muchas horas sin parar y sin dormir mucho….en realidad nada. Definitivamente aquí la experiencia pasada es la única opción. 

Por lo tanto una baja considerable en la carga de entrenamiento, esto significa salir a correr a un ritmo cómodo y buscar esa sintonía fina que te permita avanzar sin desgaste. Y fueron pasando los meses hasta viajar a Courmayeur, Italia.


Hace ya varios meses que venia sin una mala sensación……poco entrenamiento, cambio de pega, proyecto laboral nuevo, algo mas entrado en carne (gordito), etc. Me hacían pensar que mi estado no era el a doc para enfrentarse a una carrera como esta.

Pero a la vez, y como buen ser humano sacaba en limpio llegar mas descansado (por lo menos físicamente) y con mas reservas para enfrentar mucha horas en el cerro.

Y aqui estábamos, parados nuevamente en Courmayeur a un dia de la largada con lluvia…..Plop!!



Como toda carrera siempre muchos nervios, no se de que, con lo larga que es, y sobre todo esta. Pero la distancia, desnivel, dificultad, capacidad física, etc......le ponían este toque. 

Los europeos siempre fit, con actitud  de corredores Pro, da lo mismo cual y ahí estaba en la línea de partida de una carrera incierta. 

Pero con un plan establecido desde el principio y un objetivo final bastante ambicioso y agresivo para el que habla. 

90 horas en 330km con desniveles brutales, que podrían bajar a cualquiera. 

660 corredores en la línea de partida, 10AM en la entrada del pueblito de Courmayeur, Alpes Italianos, 10, 9, 8.............2, 1 y nos fuimos. Muchos corredores rápidamente salían disparados por las calles de Courmayeur, pero había que mantener la calma, seguir el plan y tener paciencia. 



Luego de un par de kilómetros ya comenzamos a subir por un camino pavimentado para tomar un sendero que no llevaría en una peregrinación de corredores a Col Arp.

El avance era lento detrás de muchos corredores que habían salido adelante, pero tampoco valía la pena, comenzar a pasar gente, sólo se iría desgranando este choclo. 

Y así fue a medida pasaban las horas, íbamos comiendo kilómetros y desniveles. 



El calor pegaba fuerte, pero el espíritu y la buena energía se vivía por cada puesto de abastecimiento que pasábamos (más de 42 habrían en la ruta) y cada Base de Vida (6 en total), era la meta a corto plazo a llegar para encontrarse con tu bolso de ropa, equipo, etc, además de asistentes, duchas, camas para dormir y comidas caliente. 

La excitación del principio le quitaba mayor importancia a la complejidad técnica y física de las subidas y bajadas. Poco a poco el cuerpo se iba desgastando, pero había mucha tarea que hacer como para pensar en eso. 



A las 19:12 llegaba a la primera Base de Vida, km48 en Valgrisenche, luego de 9horas 12 minutos en muy buenas condiciones y bajo el tiempo establecido en un digno 74 lugar. 

Aquí con mucha calma recogí mi bolso, me limpie los pies, saque calcetines y zapatillas nuevas, además me abrigue, ya que enfrentaría una fría noche corriendo hasta llegar a la siguiente Base de Vida en la mañana siguiente. 
Intenté comer, pero no fue posible, mi estómago no estaba aceptando la comida. 



Un rato de conversa con un corredor español y luego de 30 minutos aprox, salí a enfrentar la noche. 
Las subidas eran eternas y para que decir las bajadas........ufff. Cualquier paso en falso y era rodar para abajo, por lo tanto la contracción muscular se sentía. 

Pero todo seguía dentro del plan, física y anímicamente en ritmo, motivado. Escalando lugares pero aún así manejando la ansiedad de querer meterle mas velocidad. 


La noche se comporto de buena manera, cielos despejados algo de frío y viento pero bastante soportable. 

Los refugios de montaña por los que pasábamos eran increíbles, era como llegar a la casa de alguien, te recibían con un "Ciao" y "Bravo", te preguntaban si necesitabas algo, como venías, si querías descansar, etc. Un nivel tremendo. 

A esta altura ya venía a velocidad crucero en el puesto 58 con 13 horas de carrera pero sin dormir aún. 
El cansancio y sueño se sentían. 

Llegando a Eaux Rousse, de repente escucho un "Canuto", era el José Matiz quien se había venido de Normandía a apoyarme en el resto de la carrera. Fue increíble poder encontrarme con el, conversamos un rato, me contó sobre lo demás corredores, me ayudo a cargar la mochila y Ciao Ciao, no vemos en la Base de Vida en Cogne, km102 donde me esperaría con mis cosas listas, para ver que acción tomar. 



Y partí nuevamente con música y a subir se ha dicho. La verdad que el ritmo ya era más pausado, pero firme, las subidas no alfojaban, a esta altura ya llevábamos 80 kms, con 6.245 de D+, 5.798 de D- y 15:30 horas de carrera en el puesto 33. 

Amanecía en los Alpes, el clásico frío de la mañana pegaba fuerte, pero la 2da Base de Vida era el objetivo cercano, 6:30AM de la mañana entraba a Cogne. El José........el José no estaba, por lo que agarré mi bolso, me cambie de polera, calcetines y zapatillas nuevamente, tome líquido y apareció el niño (se había quedado dormido en el auto), me ayudo con las cosa restante, me trajo un plato de pasta, pero no logre comer nada. Nuevamente mi cuerpo estaba rechazando la comida (plop), así que rápidamente cambio de estrategia y a dormir 1 hora para ver si luego de esto podía comer algo. Lego de 1 hora en que sólo dormite, intentó comer, pero nada y decido salir así nomás, con algo de fruta seca y ver como se daban estos siguientes 48km aprox hasta la siguiente Base de Vida en Donnas. 



Les diria que de aquí en adelante comenzó una carrera distinta, ya sin haber ingerido las calorías necesaria, bastante cansado y tocado físicamente, me quedaba la dificil tarea de llegar a Chardonney, lo que significa pasar por Fenetre di Champorche a 2.875, con una aproximaron muy larga.

El ritmo fue parejo y bastante constante con un grupo de corredores que nos íbamos trabajando en conjunto. El calor pegaba muy fuerte pero lográbamos la cumbre y partíamos la larga bajada (eterna bajada) de 13km aprox. 


Entraba a Chardonney ya muy tocado físicamente y con mucha molestia en mi rodilla derecha (la verdad que hace rato molestaba, pero la cabeza venia muy bien) y ahora sin cabeza y algo confuso.

Me encontraba en la posición 28, con 27:38 horas de carrera continua, quedaban aun 19kms aprox hasta Donnas, la siguiente base de vida y en su mayoría todo de bajada, a esta altura las bajadas estaban afectando todo físico y cabeza.

Fueron 19kms del terror, muy angustiado ya que mi ritmo bajo considerablemente, el tramo completo lo hice casi en su 90% caminando, por lo que llegar a Donnas se hacia eterno.

Me pasaron varios corredores, lo que bajoneaba mas este peregrinaje hasta Donnas. 

Luego de 149 kms recorridos, 9.220 de Desnivel Positivo Acumulado y 9.696 de Desnivel Negativo entraba a la Base de Vida de Donnas en el lugar 32 con un tiempo aprox de 31 horas de carrera a las 17:17 de la tarde.


Aqui aproveche de darme una ducha, ponerme ropa seca y limpia, intente comer no pude, y me fui a dormir, luego de 2 hora de sueño y con muchas idea negativas en mi cabeza, me levante, me como a la fuerza un palto de pasta sin nada, la organización me atendió la rodilla con hielo y un paracetamol, pero los fantasmas en mi cabeza a estar altura no me dejaban pensar con claridad.



Una cosa si me tenia angustiado y era lo que aun quedaba de carrera, 190kms aprox, y que por el ritmo impuesto en los últimos 19kms me atormentaba y no seria capaz de aguantar realizar el resto de carrera a un ritmo que me haría estar muchos días en el cerro.

Luego de una hora mas en Donnas pensando que hacer, tome la decision de abandonar, y salir del pequeño infierno interno en que me encontraba.



Los dias siguientes son Muy Duros, llenos de preguntas y auto-respuestas, pero algo tranquilo en que fue una buena decisión y relamen no estaba preparado para las grandes ligas.

Luego de una semana y terminando de escribir este relato, el bichito y la duda están y siempre estarán, pero muy tranquilo de lo realizado.



Y muy feliz del apoyo de toda la gente, mi Crew (Carola - Emi - Viole - Ele), por supuesto a las marcas que creyeron y apoyaron a este rayado, The North Face, Herbalife, Cervecería Kross y 110 Sport&Health. A los que estuvieron muy cerca en el proceso Cata, Chago, Pre, Pelao, Miller, Pepe, Larra, Chino, etc…….y muchos mas. Y por supuesto a toda la tribu o comunidad de corredores de trail que logre mantenerlos despiertos por un par de horas.

Y como no mencionar y felicitar a la bestia del Tor, Paula Cancino!

Fotos: Trail Chile - TrailRun Chile - Matias Bull - Jose Matiz - Tor des Geants

6 Comments:

Blogger Fernanda Maquieira Borgoño said...

Querido Canuto,
Lei en detalle cada linea de tu aventura y creo que a pesar de la frustracion de haber abandona, tienes que sentirte orgulloso porque eres un campeon igual. Tomar ese tipo de decisiones requiere mucha reflexion, claridad y valentia. Tu reunes todos esos atributos y mas. Te mando un abrazo y a seguir ddisfrutando de nuevos desafios. Fernanda Maquieira

12:10 a. m.

 
Blogger Ronny Maldini said...

La cagoooo!!! tremendo relato canuto y en verdad no se si decirte que es admirable tu valentía o el nivel de locura que se necesita para realizar algo tan brutal, felicidades por lo realizado a ti y a la Paula.
Se pasaron par de mounstros!!

12:59 a. m.

 
Blogger Muni said...

Que maquina Canuto, inspirador y sobre las grandes ligas, esas las pone uno mismo y ya las conoces!! Un abrazo!

11:39 a. m.

 
Blogger Pere said...

Grande Canuto. Me maravilla tu perseverancia. Debes de tener una cabeza particular. Seguro que abandonar no fue facil pero tomar esa decision seguro que fue un gran acierto.
Un abrazo bro

4:51 p. m.

 
Blogger Edison Rivera said...

Existimos seres humanos que tomamos retos locos como el tuyo amigo, los mismos son nuestros jueces y a pesar de no cruzar la meta, te admira y te da un voto de ganador, mi admiración hacia ti amigo por ese atrevimiento a ese brutal desafio.

10:38 p. m.

 
Blogger Reiki33 said...

Canuto, no te conozco, pero por A, B ó C motivos llegué a tu blog...
Hace un año y algo empecé a hacer trail, he corrido carreras chicas y poco a poco he ido mejorando, gracias a los entrenamientos y la constancia...ah y las tremendas ganas que tengo de seguir en este deporte.
Compadre, te felicito por este desafío que tomaste, no cualquiera corre estas distancias, más encima ibas en muy buenas posiciones. Me imagino que la decisión de abandonar fue re dificil...pero hay que estar ahí para saber qué se siente.
Demás está decirte que sigas adelante y con nuevos desafíos por conquistar.
Un abrazo y mis más sinceros respetos.
Fernando Varela

2:10 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home